facebook twitter Blog
BREVE HISTORIA DEL ENEAGRAMA
ENEATIPO 1: EL REFORMADOR – LA IRA
ENEATIPO 2: EL AYUDADOR – EL ORGULLO
ENEATIPO 3: EL TRIUNFADOR – LA VANIDAD
ENEATIPO 4: EL INDIVIDUALISTA – LA ENVIDIA
ENEATIPO 5: EL INVESTIGADOR – LA AVARICIA
ENEATIPO 6: EL LEAL – EL MIEDO
ENEATIPO 7: EL ENTUSIASTA – LA GULA
ENEATIPO 8: EL DESAFIADOR – LA LUJURIA
ENEATIPO 9: EL PACIFICADOR – LA PEREZA


BREVE HISTORIA DEL ENEAGRAMA [subir]

Es un saber milenario aplicado a las ciencias que estudian
el comportamiento humano. Aunque los orígenes no están del todo claros parece que proviene de la región de Mesopo-tamia, cercana al Golfo Pérsico.
Era utilizado por los maestros Sufíes y utilizado como instrumento de conocimiento del Saber Universal.

Dado que no existía la psicología, lo utilizaron la religión y lo mágico y esotérico.
Se extendió por diferentes partes de Asia y Oriente (Egipto, Persia, India, Tibet, Afganistán) y de Sudamérica.
Un estudioso occidental de las tradiciones antiguas, Gurdjieff, se interesó y fascinó por el eneagrama. Lo utilizó junto a los conocimientos acumulados en sus viajes para crear un sistema de autoconocimiento personal que ayudara a sus discípulos a encontrar su lugar en el mundo y acercarse a Dios. Impartió sus enseñanzas en San Petersburgo y Moscú.

En 1950 Óscar Ichazo descubrió la conexión entre el símbolo (Eneagrama) y los eneatipos (o tipos de personalidad) y creó el primer Eneagrama Psicológico (el Eneagrama de las Pasiones).
En 1960 fundó en Chile el Instituto de Psicología Aplicada de Arica y desde allí fue enseñando la teoría y la práctica a diversos estudiosos e investigadores de la personalidad.
Claudio Naranjo, psiquiatra chileno del Instituto de Esalen de California, asistió a uno de los talleres impartidos por Óscar Ichazo en 1970.
Claudio lo dio a conocer en el mundo científico al relacionar los eneatipos con las categorías psiquiátricas del momento y dio numerosas conferencias y talleres sobre el Eneagrama a lo largo de Estados Unidos y Europa.
Claudio Naranjo es uno de los grandes maestros, divulgadores e impulsores del trabajo clínico, diagnóstico y terapéutico con el Eneagrama.
De los talleres de Óscar Ichazo y Claudio Naranjo surgieron nuevos estudiosos del Eneagrama, entre los que destacan: Helen Palmer, con su Instituto del Estudio de la Intuición; Don Richard Riso y Russ Hudson, creadores del RETHI (cuestionario de identificación de los Eneatipos y conferenciantes de gran prestigio); María Anne Gallen y Hans Neidhardt, que aportaron una perspectiva sistémica y relacional al Eneagrama y Maite Melendo y Salvador Carrión, que fueron los impulsores en España aplicándolo a las ciencias que estudian el comportamiento humano. Descripciones breves de los 9 tipos de personalidad según el ENEAGRAMA.



ENEATIPO 1: EL REFORMADOR - LA IRA [subir]

El tipo racional, idealista, de sólidos principios, determinado, controlado y perfeccionista
Miedo básico: ser "malo", defectuoso, perverso, corrupto
Deseo básico: ser "bueno", equilibrado, íntegro


MOTIVACIONES CLAVE:
Desean hacer lo correcto, esforzarse y mejorar todas las cosas, ser constantes con sus ideales, justificarse a sí mismos, estar más allá de las críticas para no ser condenados por nadie.
Se desencadena de manera automática cuando detecta que algo es imperfecto, es decir, no es como debería ser (desde su particular visión de lo que es bueno-malo; correcto-incorrecto).
Como su exigencia de perfección es muy alta, fácilmente ni él mismo ni los demás satisfacen sus necesidades; se enfada porque le parece que nada ni nadie es como debería ser. Siente rabia de que las cosas no salgan como él había pensado que tenían que salir, es decir, como deberían ser.


Me engaño a mi mismo diciéndome que si soy perfecto, seré querido, respetado, tenido en cuenta y aceptado por todos aunque en realidad es mi perfeccionismo y mi alto nivel de exigencia lo que provoca el rechazo de aquellos a los que quiero convencer, cambiar y arreglar (y eso me incluye a mi).
Con frecuencia proyecto mi “CRITICO INTERIOR” en los demás y creo que me están juzgando y criticando con la misma dureza con la que yo lo suelo hacer en mi vida cotidiana.



ENEATIPO 2: EL AYUDADOR - EL ORGULLO[subir]

El tipo interpersonal, preocupado por los demás: generoso, demostrativo, complaciente y posesivo
Miedo básico: no ser amado ni deseado
Deseo básico: sentirse amado

MOTIVACIONES CLAVE:
Quieren ser amados, expresar sus sentimientos hacia los demás, ser necesitados y apreciados, que la gente les responda para que de esta manera puedan justificar sus propias necesidades y deseos.
En el fondo, tras la máscara de superioridad (“yo tengo lo que tú necesitas, yo puedo solucionar tus problemas”) se esconde su verdadero sentimiento de inferioridad y de dependencia (“yo necesito que tú me necesites para sentirme alguien importante”).


Mi identidad parece que solo la encuentro cuando recibo el agradecimiento y reconocimiento de aquéllos a los que ayudo y me necesitan. Es como si no fuese capaz de quererme y valorarme a mí mismo sin el agradecimiento de los demás por mis constantes servicios, consejos y ayudas.
En realidad, necesito liberarme de la gran dependencia que siento de la aprobación y reconocimiento de la ayuda que presto a los demás, aunque no suela pedirla porque sería reconocer que la necesito.


ENEATIPO 3:EL TRIUNFADOR - LA VANIDAD [subir]

El tipo pragmático, orientado al éxito, adaptable, sobresaliente, ambicioso y consciente de su imagen
Miedo básico: no valer, no tener ningún valor aparte de sus logros
Deseo básico: sentirse valioso, aceptado y deseable

MOTIVACIONES CLAVE:
Quieren reafirmarse, distinguirse de los demás, ser el centro de atención, ser admirados e impresionar a la gente. Hay algo deficiente en la personalidad de un 3, que mira de compensar a través de la actividad y el activismo (adicto al trabajo). Se identifica tanto con su actividad que confunde el ser con el hacer, o mejor dicho, cree “ser lo que hace”.

Mi valor como persona consiste en que tengo muy claro cuáles son mis objetivos, soy muy trabajador, ambicioso y eficaz. Consigo todo lo que me propongo (o al menos eso vendo a los demás). Soy extraordinariamente activa. No tolero la ineficacia a mi alrededor. Me identifico tanto con este rol de “máquina de producción y eficacia” que cuando no estoy haciendo algo productivo me siento hueco o vacío por dentro.

Por lo tanto, pase lo que pase yo nunca fracaso, y si lo hago lo oculto o lo convierto a ojos de los demás en un éxito. Si algo no me sale bien, lo pruebo de otras maneras hasta que consigo el éxito que necesito para que me alaben y reconozcan por mis méritos y por todas las cosas que soy capaz de hacer de manera brillante, segura y eficaz (“soy el mejor”).

 

ENEATIPO 4: EL INDIVIDUALISTA - LA ENVIDIA [subir]

El tipo sensible, reservado, expresivo, dramático, ensimismado y temperamental
Miedo básico: no tener identidad ni importancia personal
Deseo básico: descubrirse a sí mismo y su importancia; crearse una identidad

MOTIVACIONES CLAVE:
Desean expresarse y afirmar su individualidad. Quieren crear y rodearse de cosas bellas; también mantener ciertos estados de ánimo y ciertos sentimientos (adicción a la intensidad emocional). Protegen su autoimagen, cuidan las necesidades emocionales antes que cualquier otra cosa. Necesitan atraer a un "salvador". Siempre comparándose con los demás y sintiéndose diferentes, raros y carentes de la autenticidad y la positividad con la que los demás viven sus vidas. Se sienten víctimas o perdedores que no pueden disfrutar plenamente de la vida. Quieren romper con ese rol y ser más auténticos, pero al mismo tiempo no pueden aceptar que lo auténtico y lo real les lleva a vivir una vida ordinaria, sin grandes experiencias ni vivencias.

Soy especial. Nadie siente como yo. Nadie sufre más intensamente que yo. Mis sufrimientos llegan a ser trágicos y dramáticos.
Soy único, singular y extraordinario tanto en lo bueno como en lo malo (me cuesta situarme en el término medio). Como soy especial la mayoría de personas no pueden comprenderme aunque espero y anhelo acabar encontrando a alguien tan especial como yo, que me quiera y me comprenda como yo me merezco y necesito.



ENEATIPO 5: EL INVESTIGADOR - LA AVARICIA [subir]

El tipo cerebral, penetrante, perceptivo, innovador,
reservado y aislado

Miedo básico: ser impotente, inútil o incapaz
Deseo básico: ser capaz y competente

MOTIVACIONES CLAVE:
Desean obtener conocimiento, entender las cosas que les rodea, descifrar todo como mecanismo de defensa contra las amenazas del entorno.
Es como una aspiradora que todo lo recoge, lo guarda y lo retiene (conocimiento, datos, información...), porque piensa que algún día lo va a necesitar. No se atreve a pedir ayuda a los demás, pues teme que no le van a hacer caso; por eso acumula y guarda: para no tener nunca que pedir nada a nadie. En el fondo su afán por ahorrar y guardar es su forma de reivindicar su independencia, su autosuficiencia. El efecto de esto es su desconexión con el mundo (mundo interno-externo).
Es verdad que se le da mejor absorber que compartir. Lo malo es que al no saber dar a los demás, tampoco sabe recibir el apoyo y el cariño de los demás, que es precisamente lo que más necesita en su vida.

Antes de hablar acumulo toda la información importante, la sintetizo y en pocas palabras soy capaz de expresar lo que otros no han sido capaces en mucho más tiempo. Cuando lo hago los demás quedan sorprendidos por mis grandes conocimientos y capacidad para encontrar las justas palabras y las soluciones más sencillas para problemas complejos.
Al experimentar la vida (las relaciones personales) como un lugar peligroso, he buscado un refugio seguro: las ideas y pensamientos. Los sentimientos y las personas me dan miedo. Las ideas y pensamientos son más seguros y me permiten ser alguien importante sin tener que arriesgarme a dejarme conocer realmente por nadie.



ENEATIPO 6: EL LEAL - EL MIEDO [subir]

El tipo comprometido, orientado a la seguridad, encantador, responsable, nervioso y desconfiado
Miedo básico: no tener apoyo ni orientación
Deseo básico: encontrar seguridad y apoyo

MOTIVACIONES CLAVE:
Quieren tener seguridad, sentirse apoyados por los demás, tener certidumbre y tranquilidad, probar las actitudes de las personas hacia ellos, luchar contra la ansiedad y la inseguridad.
La vida para un 6 es una constante amenaza. Se siente rodeado de enemigos que le obligan a estar siempre alerta y preparado para responder a un supuesto ataque (HIPERVIGILANCIA). De este temor viene su búsqueda de alguien más fuerte que le sirva de ayuda y protección. En el fondo, lo que más le cuesta es asumir la responsabilidad de su propia vida. Normalmente buscarán culpables fuera (figuras de autoridad en las que se apoyó) por no haber podido hacer lo que realmente quisieron hacer.
Los peligros o amenazas reales no son un problema ya que está preparado y dispuesto a enfrentarse a ellos. El problema es su hábito de pensar en lo peor y su miedo a lo que pueda suceder y quizás nunca suceda. Hay dos tipos de Seis: Fóbico y Contrafóbico. Sus reacciones al experimentar temor son externamente muy contrarias. Los Seis fóbicos se encogen cuando se dan cuenta del peligro. Actúan cautelosamente, dóciles o ambivalentes para evitar el potencial ataque. Los Seis contrafóbicos, a menudo provocan el peligro deliberadamente actuando de forma abierta y agresiva, deseando ocuparse del problema antes de que él se ocupe de ellos. Los Seis fóbicos pueden ser encantadores, modestos y sumisos mientras que los contrafóbicos pueden parecer duros, desafiantes y pendencieros.

Yo tengo muchas dudas, no sé cuál es la mejor opción, por eso me cuesta mucho decidirme. Tengo que analizar todas las alternativas, todos los pros y contras. Y cuando tomo una decisión, sigo dudando de si habré tomado la correcta.
Haré lo que usted quiere que haga si me protege del peligro.



ENEATIPO 7: EL ENTUSIASTA - LA GULA [subir]
El tipo activo, divertido, espontáneo, versátil,
ambicioso y disperso

Miedo básico: verse despojado de todo y atrapado en el sufrimiento
Deseo básico: estar feliz y contento, encontrar satisfacción

MOTIVACIONES CLAVE:
Desean mantener su libertad y felicidad, evitar perderse cualquier experiencia que valga la pena, mantenerse motivados y ocupados, rechazar y rehuir el dolor.
Nunca parecen estar satisfechos, siempre están dispuestos a “devorar” más y mejores experiencias que las que el presente y la realidad les ofrece. Buscan todo lo bueno que la vida les pueda brindar, lo saborean y se lo tragan todo con voracidad (“vampiros existenciales”).
Raramente viven el presente. Lo que saborean y disfrutan son más las experiencias placenteras futuras que generan mentalmente o los recuerdos de las vivencias positivas del pasado.
Su glotonería de experiencias “dulces y agradables” es un intento por recuperar aquello que le fue arrebatado bruscamente en su infancia.
Optimistas compulsivos, creen que tienen que mostrarse eternamente joviales, divertidos y sonrientes. Para ellos las cosas siempre marchan bien aunque estén atravesando el peor momento de su vida. Con frecuencia llaman la atención a aquellos que se muestran tristes o preocupados y los evitan.

Pienso que la vida hay que disfrutarla a tope. Intento divertirme y pasarlo lo mejor que puedo. La vida es un juego en el que hay que disfrutar y tomar todo lo bueno que de ésta puedas extraer (“si la vida te da limones haz limonadas”).


ENEATIPO 8: EL DESAFIADOR - LA LUJURIA [subir]

El tipo poderoso, dominante, seguro de sí mismo, decidido, voluntarioso y retador
Miedo básico: ser herido o dominado por otros
Deseo básico: protegerse, tener el control de su propia vida y de su destino

MOTIVACIONES CLAVE:
Desean tener confianza en sí mismos, probar su fuerza y resistir la debilidad, ser importantes en su mundo, dominar lo que les rodea y tener el control de todas las situaciones.
Sienten pasión por los extremos, por el exceso y la intensidad en todo lo que hacen. La moderación y la prudencia les parecen de débiles. Exprimen todo lo que les gusta hasta la última gota (deportes, conversación con amigos que no acaba nunca....). Si conecto conmigo mismo y no encuentro más que vacío, lo que me divierte debe estar fuera de mí.
¿De dónde viene este vacío? Se debe a que reprimen algo muy suyo en su interior: la ternura y la sensibilidad. Como lo consideran un signo de debilidad que pudiera ser aprovechado por los demás, lo ocultan y evitan que salga al exterior.

Tengo un gran sentido de la justicia, sobre todo cuando creo que se ha cometido un acto injusto hacia mi persona. Me siento viviendo en un mundo hostil e injusto para mí, que no estoy dispuesto a consentir ni tolerar. Lucho con todas mis armas para “enderezar lo torcido” y vencer y derrotar a aquellos que quieren arrebatarme lo que me corresponde en justicia (“caballero andante”). Ante cualquier acto o palabra que considero injusta, no me callo y respondo con otra mayor. Sigo la ley de “quien la hace la paga”. Vivo a la defensiva, en un mundo de lobos que ataco antes de que me muerdan (“la mejor defensa es un buen ataque”: GUERRA PREVENTIVA).



ENEATIPO 9: EL PACIFICADOR - LA PEREZA [subir]

El tipo indolente, modesto, receptivo, tranquilizador, agradable y satisfecho.
Miedo básico: de pérdida y separación
Deseo básico: mantener la estabilidad interior y la paz mental

MOTIVACIONES CLAVE:
Desean crear armonía a su alrededor, evitar conflictos y tensiones, mantener las cosas como son, resistirse a cualquier cosa que los pueda molestar o incomodar.
Tienen una autoestima muy baja. No se sienten importantes para nadie, ni para sí mismos. Se infravaloran tanto que llegan a olvidarse de lo que quieren, de lo que necesitan y de lo que realmente les importa y es importante para sus vidas. Su ideal sería que nada cambiase y todo se mantuviera tal y como está, aunque las cosas no les gusten tal y como son.
Piensan que todo acabará de un modo u otro solucionándose, aunque en realidad lo que ocurre es que otro acaba por solucionarlo o bien los problemas se le amontonan “encima de la mesa”, por lo que cada vez se sienten más inseguros e incapaces de afrontar nada en sus vidas.
Lo que realmente no quieren es desperdiciar energía buscando los medios para no malgastarla inútilmente (“Ley del Mínimo Esfuerzo”).
Y así se van haciendo cada vez más conformistas, pasivos y dejados en pos de la tranquilidad y la paz que buscan, para no tener que asumir ningún tipo de decisión o cambio en su vida (no asumir ningún riesgo personal).


No soporto que me exijan que asuma la responsabilidad, ni que tome decisiones. Me dan mucha pereza los cambios y los conflictos. Lo que decidáis vosotros estará bien para mí. Dejadme en paz.